Ranftklause

En algún lugar de este mundo vive un grupo de mendigos.

Su apariencia es como esperamos ver a mendigos; pero sus ojos brillan, no se quejan de su destino, tampoco parecen preocuparse.

Estos mendigos tienen un secreto, pequeño, nada especial: Cada mañana, después de levantarse, empiezan su día con un ejercicio: Se deslizan por el ojo de una aguja, para asegurarse de que no piden demasiado para ellos mismos.

Y se saludan con las palabras: 'Buenos días, Rey de reyes!'


El 'Ojo de la Aguja' es una alegoría, con la que Jesús trató de explicar un contexto para sus discípulos. A nuestros oídos y nuestro marco de entendimiento suena un poco absurdo: 'Un camello por el ojo de la aguja'...

Pero si observamos con cuidado el contexto cultural, en que Jesús lo explicó, llegamos a un entendimiento muy práctico:

En mercados orientales - con los que Jesús y sus discípulos fueron, obviamente, más que familiar, al igual que hoy en día gente judía y musulmana, muchas pequeñas callejuelas conducen a la plaza central del mercado, donde todo intercambio se lleva a cabo, estas pequeñas callejuelas se parecen al 'ojo de la aguja' en la alegoría.

Si ahora un 'hombre rico' carga su camello con tanta mercancía y conceptos, que ni siquiera puede llega hasta el mercado, no llegará tampoco a su meta, el intercambio y la comunicación que desea - sabiduría cotidiana.

 


Puran Hannes Füchslin

Chüngengass 2, 8805 Richterswil - Switzerland

Phone +41 44 241 28 47 - Mobile +41 79 684 11 76 -

Email: puran@petama.ch


Puran Füchslin | Erstelle dein Profilbanner