Tema Noviembre

Despertando los Sentidos Interiores - 2

desde: Hazrat Inayat Khan -

Social Gathekas

(véase también consejero)

Aquí podéis escuchar a todos los temas



Estudio intelectual puede durar toda la vida, no tiene fin. Es por eso que el maestro no fomenta especulación. Una doctrina significa un apartamiento de otras doctrinas. Un Sufí pertenece a todas las religiones. Un Sufí no tiene creencias ni especulaciones especiales. Puede haber, por ejemplo, un Sufí que crea en la reencarnación y otro que realiza Cielo e Infierno. La obra del Sufí es el desarrollo personal. Lo importante es lo que practicamos y no lo que diga el maestro. El maestro puede darnos protección. El maestro puede decir: ‘Sí, así es, también es mi experiencia’.

Iniciación contiene varios grados. Es la confianza que el maestro nos da, pero la verdadera iniciación es la obra de Dios. Ningún maestro puede ni podrá juzgar. El discípulo es alguien en quien el maestro quiere confiar; todos son bienvenidos. El maestro es interiormente Padre y Madre del discípulo. La vida del maestro es a menudo un sacrificio; es perseguido y tiene muchos sufrimientos. La poca ayuda que el maestro puede dar, él o ella la dará.

No es necesaria ninguna cualificación especial para ser discípulo. El maestro da, y el discípulo puede aceptarlo. La enseñanza es como una joya preciosa escondida en una piedra. Es el alumno quien debe romper la piedra y encontrar la joya.

En Oriente esta enseñanza interior es parte de la religión. En Occidente a menudo se lo considera simplemente como una educación. Debería ser una educación sagrada. En Oriente, el Murshid da la lección y el discípulo la practica durante un mes o un año. No podemos tener una práctica diferente cada semana. Mi abuelo practicó una meditación durante cuarenta años: entonces le ocurrió un milagro. No debemos ser ambiciosos para otros ejercicios antes de haber tenido un resultado del primero. Y debemos prometer no revelar estas prácticas.

También está el estudio de la escuela Sufí, una parte de la cual es para los iniciados, la otra para los no iniciados. Sólo el Murshid pueden dar una iniciación. Pero las clases de estudio pueden ser impartidas por otra persona que sabe cómo llevarlas a cabo, por un tiempo. No se toma notas, porque lo que oímos y vemos es el doble de beneficioso. A veces la profundidad de una enseñanza, que no vemos de inmediato, comprendemos más tarde. Yo canté un mantram quince años sin entenderlo, y de repente se reveló en mí. Hay un maestro en cada uno de nosotros, que enseña cuando llega el momento.

Tenemos una tendencia a discutir las cosas, pero nunca debe convertirse en un pasatiempo. Nadie logra la paz luchando. En las lecciones no debemos discutir; el espíritu que hay en nosotros debe reflexionar sobre ello. Si hay errores, vienen de Murshid, no de Aquel que habla a través de Murshid. El crédito de todo bien y sabiduría pertenece a Dios, no a un ser humano. No discutan, tómenlo o déjenlo. Haced uso de aquello con lo que estáis en armonía y olvídad de lo que no os atrae. Mi Mensaje ha sido destinado a la humanidad en general y no necesariamente a personas particulares. Lo que yo os doy a vosotros, debéis darlo también a los demás.


Quien crea espacio en su corazón para los demás,

encontrará alojamiento en todas partes.

 

Gayan - Boulas


(Maheboob Khan, el hermano de Hazrat Inayat Khan, ha compuesto música a una serie de aforismos de Hazrat Inayat Khan en mitades del siglo anterior, como ésta ‚Every Step in thy Path‘. Mohammed Ali Khan, el primo de Hazrat Inayat Khan, ha cantado esta canción en un concierto en Zurich alrededor del año 1956 – aquí la podéis escuchar)


Gayan como E-book - clica aquí

Vadan como E-book - clica aquí

Nirtan como E-book - clica aquí

esos E-books están libres de costes - utilizáis bien sus tesoros!