Foro Julio

El Lado más Profundo de la Vida

desde: Hazrat Inayat Khan -

Sufi Teachings

(véase también tema)

Aquí podéis escuchar a todos los temas



En estos tiempos modernos la gente considera una vida intelectual, o una vida de trabajo manual una vida normal. Un ser humano práctico es considerado un ser humano de sentido común, y el sentido común no alcanza más allá de sus fronteras limitadas. Un ser humano práctico es aquel que mejor sabe cómo proteger sus intereses materiales en la lucha continua de la vida. Algunos llaman al sentido común positivismo: creer sólo en todo lo que demuestra ser real para nuestros sentidos y en todo lo que puede ser percibido, sentido y experimentado por nuestra mente.

Por esta razón, a pesar del gran e incesante progreso en el mundo material, hemos cerrado la puerta al otro mundo de progreso al que sólo podemos entrar abriendo el portal al lado más profundo de la vida. Por su forma y rasgos, por su construcción física, el ser humano mira a un lado y cubre el otro lado con su propio ser. Un ser humano ve lo que está delante de él, pero no lo que está detrás de él. Como está hecho así por naturaleza, no puede mirar al lado más profundo, siendo absorbido por la vida en la superficie.

Hoy parece que hay una mayor necesidad de la vida interior que nunca antes. Es la calidad de la cabeza la que se desarrolla hoy en día, mientras que la calidad del corazón necesita ser desarrollada para llevar equilibrio a la vida. La vida, equilibrada así, nos prepara para la cultura interior o la Vida Interior. Muchos consideran que sentimiento no tiene importancia, algo que debe mantenerse al margen del tema central de la vida que hoy es la intelectualidad. Nadie que haya pensado en el lado más profundo de la vida negará por un momento el poder y la inspiración que surgen cuando el corazón está despierto y encendido.

Una persona con calidad de corazón no necesita ser un simplón, no necesita descartar el intelecto; sólo que la calidad de corazón produce un perfume en el intelecto como la fragancia en una flor. La moral que se aprende de la lógica es una moral seca: una fruta sin zumo, una flor sin fragancia. La cualidad del corazón produce virtudes naturales que nadie puede enseñar; una persona amorosa, una persona con simpatía en su corazón, enseña moral a través de su propio ser. Es el equilibrio entre el pensamiento y el sentimiento lo que prepara la tierra para la siembra de la semilla de la Vida Interior.

Hay tres pasos que debemos dar para llegar a la Vida Interior. El primer paso es el conocimiento de la naturaleza y del carácter de un ser humano. Un buscador da su primer paso en el camino de la verdad cuando es capaz de comprender plenamente a sus prójimos y encontrar la solución a todos los problemas relacionados con ellos.

El siguiente paso es tener una visión de la naturaleza de las cosas y de los seres, comprender la causa y el efecto y ser capaz de encontrar la causa de la causa y el efecto del efecto; ser capaz de ver la razón de la razón y la lógica de la lógica. Cuando una persona es capaz de ver el lado bueno en lo malo y el lado malo en lo bueno, y cuando es capaz de ver el lado equivocado en lo justo y el lado justo en lo malo, entonces ha dado el siguiente paso en el Sendero Interior.

El tercer paso es elevarse por encima de penas y placeres de la vida, estar en el mundo y no del mundo, vivir y no vivir al mismo tiempo. Tal persona se transforma en una persona muerta viviente, una persona muerta que vive eternamente. La inmortalidad no debemos buscar en el más allá; si la podemos ganar, la ganamos en nuestra vida aquí, ahora. En esta tercera etapa de desarrollo somos capaces de alcanzar felicidad, poder, conocimiento, vida y paz dentro de nosotros mismos, independientemente de todas las cosas exteriores.

El Conocimiento Interior que almas despiertas han buscado, siempre será buscado por ellas. En épocas pasadas los buscadores se dirigían a un guía en este camino, un guía que los iniciaba en los misterios del lado más profundo de la vida, y una vez que el secreto fue revelado ya no era un misterio para ellos, se transformó en conocimiento, en sabiduría. El ser humano que aún no ha despertado al lado interior de la vida no ha experimentado la vida plenamente; sólo ha visto un lado de la vida, quizás el más interesante, pero el menos real. Quien ha experimentado ambos lados de la vida, que ha realizado la vida exterior y la vida interior, ciertamente ha cumplido el propósito de su vida en la tierra.


 Deber no es necesariamente el propósito de la vida;

sin embargo, en el deber encontramos un camino

que nos lleva al propósito de la vida.

 

Vadan - Chalas


Gayan como E-book - clica aquí

Vadan como E-book - clica aquí

Nirtan como E-book - clica aquí

esos E-books están libres de costes - utilizáis bien sus tesoros!